Confesionario, liberalismo y pecado.

Carlos Bueno

15 mayo, 2021

¡Vivan las cadenas!

Tejasarriba.org | Miguel Ángel, obispo |

Miguel Angel Builes

 

Se establecieron en la diócesis de Santa Rosa dos pecados
que no podían absolver los sacerdotes. Ni siquiera los Vicarios:
el cometido por mujeres que vistieran como hombres o cabalgaran a horcajadas.
Y el de quienes profesaran ideas liberales o estuvieran afiliados a ese partido.
La Mitra azul. Miguel Zapata Restrepo.

 

Miguel Ángel Builes - Wikipedia, la enciclopedia libre

Miguel Angel Builes

 

“Cómo ha de presumirse que quien se llega al confesionario es católico y como tal está dispuesto a someter su entendimiento al magisterio y su voluntad a las leyes de la Iglesia, de ordinario no ha de principiarse la confesión por preguntar al penitente si es liberal.. Si declara expresamente que es liberal, o esto se deduce de lo que dice en la confesión, habrá que averiguar si admite o no errores condenados por la Santa Sede. Para obtener la declaración explícita del penitente, deben hacerse las preguntas con tino y prudencia y, por lo común, después de terminada la acusación.

…Si el penitente se obstinara en su error mostrándose rebelde y contumaz, habrá que negarle la absolución porque es indigno de ella. Si no profesa ninguno de estos errores, téngase presentes dos cosas: la cooperación directa y el nombre de liberal. En cuanto a la cooperación, examínese lo pasado e instrúyase para lo futuro, teniéndose presentes las reglas que sobre la materia dan los teólogos.
Entre los actos más eficaces de cooperación señalamos los siguientes:-Tomar parte voluntariamente en las revoluciones para derrocar la autoridad legítimas y fomentar lo que tiende al desprestigio y desconocimiento de dicha autoridad.-Votar y comprometer a otros a que sufraguen por candidatos hostiles a la iglesia o que lo den suficientes garantías y con mayor razón, formar parte de los comités que trabajen por dichos candidatos.-sostener , difundir y favorecer la mala prensa con escritos, auxilios pecuniarios, suscripciones, recomendaciones y de cualquier otra manera. En cuanto al nombre, si el penitente no admite ningún error reprobado y está dispuesto a no prestar cooperación activa al liberalismo hostil a la Iglesia, procure el confesor, con prudencia y caridad, inducirlo a que no haga ostentación de dicho nombre. Pero no se le exija esto so pena de negarle la absolución.

Cuando el confesor está seguro de que el penitente profesa algún error condenado por la iglesia, o ha cooperado gravemente en materia de liberalismo, aunque el penitente no lo diga ni se deduzca de su confesión, el sacerdote interrogará prudentemente sobre la materia, máxime si hay peligro de reincidencia. En cuanto a la protesta en el foro externo , visto el decreto del santo oficio del 5 de agosto de 1908, en el cual se dispone que los afiliados a sectas reprobadas aunque sean notorios, pueden ser absueltos con la sola retractación ante el confesor y reparando el escándalo de la mejor formas posible, y teniendo en cuenta que el exigir indebidamente una protesta puede ser perjudicial, obsérvese estas reglas: -No debe exigirse aún cuando el penitente haya tenido errores condenados por la Iglesia, si no los ha propagado públicamente.-Aún en el caso de que, como escritor o de otra manera notoria, haya propagado dichos errores, se prescindirá de la retractación en el foro externo, si el cambio de conducta o el hecho mismo de recibir en público los sacramentos, bastaren para reparar el escándalo.-cuando sea necesario exigir una protesta en el foro externo, consúltese con el ordinario. Téngase presente que esta línea de conducta es aplicable a los penitentes que profesen principios liberales reprobados, aunque lleven el nombre de otros partidos.

Miguel Angel Builes. 1949. Obispo de Santa Rosa de Osos, Antioquia