Las malas palabras, único lenguaje vivo en un mundo de vocablos anémicos. La poesía al alcance de todos

Carlos Bueno

28 marzo, 2024

Los hijos de La Malinche

El Laberinto de la soledad

Biografía de Octavio Paz: poeta, ensayista y premio Nobel

Octavio Paz

Life Story: Malintzin (La Malinche) (ca. 1500-1529) - Women & the American Story

En nuestro lenguaje diario hay un grupo de palabras prohibidas, secretas, sin contenido claro, y a cuya mágica ambigüedad confiamos la expresión de las más brutales o sutiles de nuestras emociones y reacciones. Palabras malditas, que sólo pronunciamos en voz alta cuando no somos dueños de nosotros mismos. Confusamente reflejan nuestra intimidad: las explosiones de nuestra vitalidad las iluminan y las depresiones de nuestro ánimo las oscurecen. Lenguaje sagrado, como el de los niños, la poesía y las sectas.

 

El laberinto de la soledad/ Le labyrinthe de la solitude (édition espagnole)

 

Cada letra y cada sílaba están animadas de una vida doble, al mismo tiempo luminosa y oscura, que nos revela y oculta. Palabras que no dicen nada y dicen todo. Los adolescentes, cuando quieren presumir de hombres, las pronuncian con voz ronca. Las repiten las señoras, ya para significar su libertad de espíritu, ya para mostrar la verdad de sus sentimientos. Pues estas palabras son definitivas, categóricas, a pesar de su ambigüedad y de la facilidad con que varía su significado. Son las malas palabras, único lenguaje vivo en un mundo de vocablos anémicos. La poesía al alcance de todos…

 

La Malinche en Querétaro? – Andrés Garrido del Toral - La Lupa

 

El poder mágico de la palabra se intensifica por su carácter prohibido. Nadie la dice en público. Solamente un exceso de cólera, una emoción o el entusiasmo delirante, justifican su expresión franca. Es una voz que sólo se oye entre hombres, o en las grandes fiestas. Al gritarla, rompemos un velo de pudor, de silencio o de hipocresía. Nos manifestamos tales como somos de verdad. Las malas palabras hierven en nuestro interior, como hierven nuestros sentimientos. Cuando salen, lo hacen brusca, brutalmente, en forma de alarido, de reto, de ofensa. Son proyectiles o cuchillos. Desgarran.

 

Los españoles también abusan de las expresiones fuertes. Frente a ellos el mexicano es singularmente pulcro. Pero mientras los españoles se complacen en la blasfemia y la escatología, nosotros nos especializamos en la crueldad y el sadismo. El español es simple: insulta a Dios porque cree en él. La blasfemia, dice Machado, es una oración al revés. El placer que experimentan muchos españoles, incluso algunos de sus más altos poetas, al aludir a los detritus y mezclar la mierda con lo sagrado se parece un poco al de los niños que juegan con lodo. Hay, además del resentimiento, el gusto por los contrastes, que ha engendrado el estilo barroco y el dramatismo de la gran pintura española. Sólo un español puede hablar con autoridad de Onán y Donjuán.

Hernán Cortés and La Malinche: Torres, John A: 9780766098152: Books - Amazon.ca

 

En las expresiones mexicanas, por el contrario, no se advierte la dualidad española simbolizada por la oposición de lo real y lo ideal, los místicos y los picaros, el Quevedo fúnebre y el escatológico, sino la dicotomía entre lo cerrado y lo abierto. El verbo chingar indica el triunfo de lo cerrado, del macho, del fuerte, sobre lo abierto.

 

Grandes Amores de la Historia: Hernán Cortés y la Malinche - New Media New Media

La Malinche

En 1519, fue una de las 19 mujeres esclavas dadas como tributo a los españoles por los indígenas de Tabasco .Jugó un papel importante en la conquista de Mexico como intérprete, consejera e intermediaria de Hernan Cortés. Más adelante se convirtió en su amante y dio a luz a su primer hijo, Martin, quien es considerado uno de los primeros mestizos surgidos de la conquita. Más tarde daría a luz con su esposo español Juan Jaramillo a María, su segunda hija.

La imagen mítica de la Malinche se ha modificado con el tiempo conforme han variado los criterios historiográficos que la han estudiado desde que irrumpió en el proceso de conquista al ser ofrecida como esclava al conquistador hasta más recientemente en que se ha revalorado su aportación a ese proceso que finalmente formó la nueva nación mestiza que hoy es Mexico. ​ Actualmente para una parte de la población de México la Malinche es el estereotipo de la traición, aunque otros la consideran como la víctima por excelencia del choque cultural que se produjo, y para otros más, resulta la madre simbólica de la nueva cultura mestiza que surgió como resultado de la fusión inevitable de dos etnias.

Octavio Paz, elogio de la libertad en tiempo de velos

PERFILES
El Capitán Franco.

El Capitán Franco.

  Juan de J. Franco, exguerrillero liberal. Juan de J. Franco, ex guerrillero liberal. El 27 de diciembre de 1951 el ejército colombiano bombardeó con morteros y otras armas pesadas, una extensa zona del suroeste profundo, refugio de la guerrilla, en una de...