La daguerrotipia, la literatura…los amigos.

Carlos Bueno

17 julio, 2021

BORGES HA CUMPLIDO 120 AÑOS. ARTÍCULO DEL COLOMBIANO HAROLD ...

Puede ser una imagen de 4 personas, incluido Rodrigo Maya Blandón y Jairo Osorio Gomez

Rodrigo Maya-Carlos Bueno-Jairo Osorio-Jorge Iván Correa-

 

 

Jorge Luis Borges-Carlos Bueno.

 

Carlos Bueno-G. Alvarez Gardeazabal-Juan Rulfo.Medellín-1979.

 

Puede ser una imagen de 2 personas

Jorge Valencia Jaramillo-Carlos Bueno Osorio. París 1979.

 

Puede ser una imagen de 2 personasCon Ernesto Cardenal-1979.

 

 

Gardeazábal. Confesión De Parte - Jairo Osorio Gómez | Linio ...

Gardeazábal cede derechos de “Cóndores no entierran todos los días ...

Alvarez Gardeazabal-Jairo Osorio G.

Borges en Cartagena", por Jairo Osorio -

En alguna parte cuenta Porfirio, que Plotino de Alejandría se negó a hacerse retratar alegando que él era solamente la sombra de su prototipo platónico, y que el retrato sería entonces, sombra de una sombra. Ahora acá- Del catálogo de la exposición fotográfica de Jairo Osorio Gómez sobre los literatos y los amigos-, por la sabia mediación del escritor y fotógrafo . Osorio Gómez tenemos a la vista la sombra de una sombra de una sombra, decenas de veces repetidas. Es un milagro que sólo nos ofrece por ahora este avance de la daguerrotipia que convinimos en llamar fotografía. Más asombros aún si pensamos en aquellas prevenciones de Borges que lo hacían ironizar sobre la imagen y sobre los que creen que aquella sea más real que las personas o las cosas. Ser, es ser retratado, decía de esta curiosa concepción del mundo. Salvo que el viejo poeta ciego de Buenos Aires no fue fiel a su propio prejuicio. Como él, acá en esta muestra tenemos decenas de placas bruñidas, a las cuales también se negó el atroz redentor Lazarus Morrel, esencialmente para no dejar inútiles rastros, y de paso para alimentar su misterio.
Ahora, por fin, tenemos la oportunidad de apreciar en toda su dimensión el trabajo de observación y seguimiento realizado desde hace más de cuarenta años a escritores, poetas. Amistad, literatura y daguerrotipia juntas. Esta es una restitución del mundo por la imagen, en blanco y negro, en cuya labor estás proyectada, desde sus orígenes, la producción fotográfica de JOG. Desde sus iniciales placas, hasta sus exposiciones sobre una explosión minera en Amagá hace ya décadas, la vida cotidiana en la Junín y Niquitao, nuestras calles, hasta estas de Manuel Mejía Vallejo, Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo, Álvaro Mutis, Elkin Restrepo, Darío Ruiz Gómez, Gustavo Álvarez Gardeazábal, Ernesto Cardenal, Helena Poniatowska, Gabriel García Márquez, Fernando Cruz Kronfly, Manuel Puig, Jaime Jaramillo Escobar, Darío Jaramillo Agudelo, Juan Luis Mejía, Jorge Valencia Jaramillo, Camilo José Cela, Jorge Iván Correa, Jaime Alberto Vélez, Evelio José Rosero, Juan José Hoyos, Guillermo Melo, Miguel Escobar Calle, José Manuel Arango, Jaime Espinel, Orlando Mora. Oscar Jaramillo, Eduardo Peláez, Gloria Inés palomino, Dora Ramírez, Dora Luz Echavarría, Luis Fernando Peláez…que son hoy parte de una iconografía universal. Imágenes que, ahora se sabe, han dado impulso al delineamiento de un mundo interior afirmativo, al discernimiento de las infinitas posibilidades de la realidad, y a poner en evidencia las falsas coartadas que otras lentes nos imponen.
En el grato decurso de su residencia en la tierra, Jorge Luis Borges recorrió y saboreó muchas regiones descubriendo lo desconocido, como sus visitas a Colombia, especialmente en 1978 que registramos en el libro Borges, memoria de un gesto. También él nos descubrió. Al fin, como lo dijera, no hay un solo hombre que no sea un descubridor. Empieza descubriendo lo amargo, lo salado, lo cóncavo, lo liso, lo áspero, los siete colores del arco y las veintitantas del alfabeto; pasa por los rostros, los mapas, los animales y los astros. Concluye por la duda o por la fe y por la certidumbre casi total de su propia ignorancia. Estos rostros son otro descubrimiento.
Al observar la extensa muestra, acaso logremos entender el alcance de la ponencia de William Fox Talbot, cuando en 1839, al presentar su invento a la Academia, la tituló: Breve explicación del arte del dibujo fotogénico, o sistema con el que puede hacerse que objetos naturales se delineen a sí mismos sin la ayuda del lápiz del artista.